dijous, 18 d’abril de 2013

Beneficios de la práctica del Aikido

Aikido Yoshinkan Figueres

Beneficios de la práctica del Aikido para jóvenes y adultos

La edad mínima aconsejable para iniciarse en la práctica del Aikido es entre los 13-14 años. Bajo las pautas y observación directa del instructor realizando un ejercicio y trabajo de luxación de las articulaciones de muñeca, codo y hombro se consigue neutralizar la fuerza y ataque del oponente. 

No hay edad máxima para la práctica del Aikido. En edades más avanzadas, se puede practicar, teniendo siempre presentes las condiciones físicas y capacidades de la persona.
                                                                            
Aikido Figueres, siguiendo el camino de la Escuela Yoshinkan, se centra en la parte más técnica de este Arte Marcial, lo que supone dejar de lado la fuerza física para pasar a desarroyar la técnica.                                                     
No es necesaria la fuerza física para aprender i practicar Aikido.

Valores que desarroya y despierta

Respeto. Hacia todos los compañeros de entrenamiento, el instructor y la sala donde realizamos el entreno (dojo).  
Humildad. Expresada constantemente agradeciendo los consejos aportados por sempais y el instructor.              
Generosidad. Se ofrece el propio cuerpo para facilitar que el compañero/a pueda aprender y evolucionar.                  
Higiene. Siempre practicaremos con un dogui (kimono) limpio y en buenas condiciones; las uñas de las manos y los pies aseadas y bien cortadas, para evitar accidentes innecesarios.                                                                         Orden. Colocaremos las zori (zapatillas) ordenadas en la entrada del tatami. Al inicio y final de cada clase nos colocaremos en el orden protocolizado de acuerdo con la etiqueta del Aikido.                                                 Puntualidad. Procuraremos llegar al Dojo unos minutos antes de empezar la clase y sentados en seiza (de rodillas), esperaremos el inicio de la clase.                                                                                                      Paciencia. Descubriremos y desarroyaremos la paciencia mientras practicamos con nuestros compañeros. Sobre todo cuando trabajamos con compañeros menos experimentados, con los que deberemos tener más cuidado y enseñarles los inicios del Aikido, para que en un futuro, éstos puedan transmitir sus conocimientos a otros compañeros.       
Amor. El Aikido proporciona un concepto de Amor mucho más ámplio al comunmente conocido. Un acto de amor, es un acto de generosidad, de respeto, de ayuda, de perdón, todos ellos muy presentes en cualquier momento del entrenamiento.
Con la práctica del Yoshinkan Aikido conseguimos una alineación del cuerpo que garantiza una correcta circulación de la energia y la conexión con el cielo y la tierra.                                                                                                                     
La postura física que desarroyamos con esta práctica, facilita la coordinación corporal, la estabilidad, el control de la respiración y de las emociones.

No hay competición en la práctica del Aikido, hecho que intensifica el auto-progreso, y la ayuda al resto de los compañeros para crecer y esforzarse. 

Sin competición desaparece, o pierde el sentido, el concepto o idea de ganar o perder y las ímplicitas repercusiones que ésta podría acarrear.

Shite/Uke                                                                                                                                                         En el entrenamiento de Aikido Figueres, se intercambian los roles de Shite (quien realiza la técnica) y Uke (el que ataca y como resultado, recibe la técnica). De esta manera, en vez de competir, lo que se trabaja es la propia progresión personal y ayuda a la progresión del compañero.

Sempai/Kohai                                                                                                                                                  Llamamos Sempai al "hermano mayor", que ha empezado su entrenamiento antes que uno mismo. Le agradeceremos cada uno de los consejos que nos dé para nuestra evolución. El Sempai dará siempre ejemplo de buen comportamiento y cortesia para mantener el espiritu del dojo.                                                                               
Llamamos Kohai al "hermano menor". Todos los sempai procuraran enseñar y tener cuidado con los kohai, para mantener una buena actitud i harmonia dentro del dojo.

El Saludo                                                                                                      El saludo es un gesto que se repite constantemente en la práctica del Aikido Yoshinkan. Es un gesto de gratitud que mostramos hacia nuestro compañero, hacia el instructor y hacia la sala donde practicamos.                                  Saludaremos al entrar y salir del tatami.

Mokuso                                                                                                                                                          Estado de relajación y concentración en el que entramos al inicio y al final de cada clase.                                          
Al inicio de la clase, se realiza para dejar fuera del tatami todas las emociones y situaciones vividas durante el dia, para poder prepararnos y concentrarnos en el entreno que llevaremos a cabo.                                                          
Al final de la clase, realizamos Mokuso para relajarnos después del entrenamiento y poder recordar y retener todo lo que hemos aprendido durante la clase.                                                                                                  Mokuso lo realizaremos sentados en seiza (de rodillas), con los ojos cerrados y la columna vertebral recta.             
Mokuso nos enseña a concentrarnos, controlar nuestro estado emocional, conservar la atención, relajar la respiración y manetenernos conectados con el cielo y la tierra.

Tachi/SuwariWaza                                                                                                                                Las técnicas realizadas en pié, las nombramos Tachi Waza. Las técnicas realizadas de rodillas, las nombramos Suwari Waza.                                                                                                                                                                 El 80% de las técnicas de base que dispone el Aikido Yoshinkan, se pueden realizar en Tachi y Suwari Waza. Esto implica un aprendizaje y control de la totalidad de nuestro cuerpo. Conlleva una coordinación entre la parte baja (piernas), la mediana (hara, cintura) y superior de nuestro cuerpo.

Ossaé /Nagué                                                                                                                     En este Arte Marcial la técnica acaba con el control del compañero/adversario (ossaé) o su proyección.               
Cuando hablamos de control, nos referimos a la immobilización en el suelo boca  abajo, y a la neutralización de su centro de energía (hara). Al mismo tiempo de controlarlo y neutralizarlo, el Aikido procura protegerlo. 

El Aikido es conocido como el Arte Marcial de la no violencia.                                                                                   
La proyección en la práctica del Aikido conlleva realizar Xuts "volteretas", hacia delante y hacia atrás.                      
Los Xuts o "volteretas", son muy beneficiosos para la salud. Proporcionan un masaje corporal, al mismo tiempo que aprendemos otro tipo de estabilidad y control sobre nosotros mismos.

No olvidaremos nunca que practicamos un Arte Marcial
Las Artes Marciales son conocidas como Escuela de Vida.