Energía o Fuerza Vital

 El cuerpo humano es un canal de energía (Fuerza Vital).

La gestión de la energía que circula por el cuerpo humano proporciona control sobre ella y sobre el propio cuerpo.

Es necesario ser consciente de que el cuerpo es un canal de energía para garantizar su óptima circulación. 

“Si la energía o fuerza vital no fluye correctamente puede provocar dolencias, contracturas, obstrucciones... en fin,  enfermedad y malestar”.

Son bien conocidos los siete chacras en el mundo espiritual. 

Si un solo de los chacras está obstruido o bloqueado, provoca que la energía no fluya correctamente. 

Hay muchas disciplinas, actividades, deportes que proporcionan que la energía circule…

Hay que diferenciar entre los deportes o actividades que hacen circular la energía y los que además, la gestionan. 

Hacer circular  la energía supone que esta se mueve, que circula a través del cuerpo. 

Gestionar la energía supone que además de que circula por el cuerpo, se renueva y se usa de forma natural y controlada. 

Si la fuerza vital no se renueva constantemente, significa que después de un desgaste de esta, se necesitará un tiempo para recuperarla.

La práctica de una disciplina como el Aikido facilita y proporciona la gestión de la energía, absorbida des del suelo y canalizad a través de todo el cuerpo saliendo por las extremidades superiores y la coronilla. 

Si el cuerpo está bien alineado, crea un canal que une el cielo y la tierra.

El control del propio cuerpo, su coordinación, equilibrio y estabilidad son las herramientas que proporcionaran la gestión de la fuerza vital.


Un ejemplo mediante el cual se hace visible el concepto de circulación de la energía:

Visualicemos una manguera de agua… 

Si la manguera está bien extendida y conectada a un grifo abierto, el agua circula a través de ella sin obstrucciones.

Si la manguera está doblada en un ángulo de 90º ya la podemos considerar obstruida, por lo tanto, el agua no circula como debería representación de un chacra obstruido o bloqueado).

Si la manguera está tapada por los dos extremos, el agua no circula, por lo que en un tiempo se estropeará, se pudrirá.

A más presión del grifo, mayor fuerza y caudal del agua a través de la manguera…

En esta comparación a modo de ejemplo, el agua en la manguera es la energía o fuerza vital en nuestro cuerpo. 

Más alineado, estable y coordinado esté nuestro cuerpo, mayor cantidad de energía podrá gestionar. 

Hay otras disciplinas a parte del Aikido que facilitan y proporcionan la gestión de la energía pero no las he probado como si lo he podido hacer con el Aikido. 

Escojan la disciplina que les guste y aprendan a gestionar su fuerza vital, aporta calidad de vida


Comentaris

Publicacions populars